Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La batalla por la presidencia de Estados Unidos, en 'Sin filtros'

Entramos en la batalla por la Casa Blanca que se ha convertido en una guerra de apellidos. Los matrimonios Trump y Clinton han pasado de ser íntimos a irreconciliables. Sus candidatos han dejado de lado el debate político para intercambiarse los golpes más bajos. Este jueves 3 de noviembre a las 22.00 horas, en 'Be Mad'.

Nadie recuerda un pulso entre candidatos a la presidencia de EE.UU. tan personal. Hillary Clinton, aspirante demócrata y Donald Trump, aspirante republicano, han dejado de lado el debate político para intercambiarse los golpes más bajos. Sus trapos sucios salpican una campaña marcada por este duelo shakesperiano.
A pesar de que sus padres sean rivales, Ivanka, la hija de Trump, y Chealsea, la hija de Clinton, siguen siendo mejores amigas. ¿Qué las une? Tienne vidas paralelas pero llenas de similitudes: ambas son madres, estudiaron en instituciones reputadas y siempre han realizado las mismas actividades sociales. 
Sin embargo, las diferencias están a la orden del día entre los dos candidatos. Con una careta en mano y a rostro descubierto, entramos en la realidad que rodea a la campaña presidencial de Estados Unidos. Unas elecciones marcadas por el polémico candidato de los republicanos, Donald Trump. ¿Se imaginan cual puede ser la reacción de los latinos que viven en Queens al ver a nuestro reportero paseándose con una careta de Donald Trump? 
Además, estas elecciones están dando mucho dinero en términos de "merchandising": tazas, camisetas, muñecos... Pero no sólo eso, también encontramos muñequitos de Trump dedicando gruesos cortes de mangas a la familia Clinton o al propio Estado Islámico; o preservativos "marca Hillary" que incluyen la leyenda "Más confianza que Hillary".