Vetusta Morla, con mariposas en el estómago antes de subirse al escenario del Mad Cool