Manuel Rodríguez desequilibra la pelea tras un puñetazo directo sobre Alberto Ibáñez