Rabaseda lanza la bola al cielo y ¡Fran Vázquez la hunde a dos manos!