¡Qué vuelo sin motor! Sergi Vidal asiste y Paulí machaca el aro de Montenegro