‘Cartas de amor a los muertos’: ¿Una puerta hacia lo sobrenatural?