Miguel Poveda, desgarrador y emocionado en su entrevista con Mercedes Milá