Pere Pinyol recomienda la Biblia a Mercedes: “Cambió mi vida con tan sólo diez años”