Sebas lo tiene claro: "Si un libro no te cambia, es medio inútil"