Sergi es rotundo: “Los libros a mí me han salvado la vida”