Radio, escuela taurina, pasacalles… La otra cara de la cárcel de Carabanchel