Calleja se clava un anzuelo en el dedo para demostrar que no se hace daño a las truchas