Kike Calleja, visiblemente emocionado al interactuar con un guepardo