La emoción silenciada de Kike Calleja al ver los osos de la Cordillera Cantábrica