Nadar entre leones marinos, una experiencia que Kike Calleja nunca olvidará